De la amistad de Gómez Y Martí (I)

Por Dailyn Sordo Pelaez
marti-21

Nuestra historia es rica en hombres valerosos  y cuando nos involucramos en su estudio nos percatamos  que nuestras raíces fueron sembradas, con el abono de la sangre purificada con el sacrificio de los hijos de esta tierra y de otras que haciéndola suya, lo ofrendaron todo por la libertad, uno de esos hijos adoptivos de Cuba fue el valeroso dominicano Máximo Gómez Báez, quien fuera uno de los principales oficiales del Ejército Libertador cubano durante la Guerra de los Diez Años y el General en Jefe de las tropas revolucionarias en la Guerra del 95.

Baez quien fuera defensor de la independencia dominicana contra la invasión haitiana que, aunque luego se mantuvo del lado anexionista durante la Guerra Restauradora, evacuado a Cuba con el ejército español pronto rompió sus compromisos con la metrópoli y se convirtió en uno de los principales maestros del arte militar de los cubanos en la primera contienda independentista, y fue el General en Jefe del Ejército Libertador en 1895, quien además conspiró con Betances para llevar una expedición independentista a Puerto Rico a fines de la década de 1880.(1)

La amistad de Gomez y Marti tuvo que recorrer un largo camino no exento de divergencias, contradicciones y discrepancias lógicas y comprensibles en un proceso revolucionario e independentista que duró más de treinta años.

El primer contacto con Máximo Gómez se produce en  1877 al escribirle una carta desde Guatemala, con el pretexto de indagar algunos datos sobre Carlos Manuel de Céspedes y la guerra que acababa de terminar en Cuba(2)

Esta carta es la puerta de una amistad que nacerá más allá de la diferencia generacional y que resistirá los encontronazos de las diferencias tácticas.

En 1880 Martí tenia  modesta hoja de servicio a la causa revolucionaria, pero muchas ideas de como lograr la anorada libertad de Cuba, por lo que procura um acercamiento com  Antonio Maceo, Máximo Gómez y Calixto García, entre otros  para  comunicarles sus puntos de vista sobre el importantísimo tema de la independencia y el modo de conseguirla.

Em Julio de 1882 contacta nuevamente  con el Mayor General Máximo Gómez ,a quien envia una carta esclarecedora y franca exponiendo sus criterios sobre la forma de alcanzar los propósitos separatistas: El aborrecimiento en que tengo las palabras que no van acompañadas de actos, y el miedo de parecer un agitador vulgar, habrán hecho sin duda, que Vd. ignore el nombre de quien con placer y afecto le escribe esta carta. Básteme decirle que aunque joven, llevo muchos años de padecer y meditar en las cosas de mi patria ……“ La honradez de Vd., General, me parece igual a su discreción y a su bravura. Esto explica esta carta… Quería yo escribirle muy minuciosamente sobre los trabajos que llevo emprendidos, la naturaleza y fin de ellos, los elementos varios y poderosos que trato ya de poner en junto, y las impaciencias aisladas y bulliciosas y perjudiciales que hago por contener. Porque Vd. sabe, General, que mover un país, por pequeño que sea, es obra de gigantes. Y quien no se sienta gigante de amor, o de valor, o de pensamiento, o de paciencia, no debe emprenderla

Después de esta serán muchas las cartas entre ambos, pero no será hasta 1884 en que se conocerán personalmente Martí, Gómez y Maceo en la ciudad de Nueva York.

Con Antonio Maceo y María Cabrales viajan los Gómez hacia los Estados Unidos, produciéndose ali, el primer encuentro entre Gomez y Marti.

Primero visitan Cayo Hueso y Tampa y, finalmente, Nueva York, el  1 de octubre de 1884 llegan Gómez y Maceo a Nueva York buscando aglutinar fuerzas, y al siguiente día se reúnen con Martí. donde se produce  el histórico encuentro-desencuentro entre los tres grandes: Gómez, Maceo y Martí, en el modesto hotel de Madame Griffou.Hay discrepancias de principios, concepciones muy diferentes entre los héroes sobre la conducción de la guerra y, sobre todo, sobre su fundamentación política.(3)

Em carta dirigida a Gomez el 20 de octubre de 1884 Marti evidencia su desagrado por el dialogo establecido con el generalísimo:

“Salí en la mañana del sábado de la casa de Ud. con una impresión tan penosa, que he querido dejarla reposar dos días, para que la resolución que ella, unida a otras anteriores, me inspirase, no fuera resultado de una ofuscación pasajera, o excesivo celo en la defensa de cosas que no quisiera ver yo jamás atacadas, -sino obra de meditación madura: ¿qué pena me da tener que decir estas cosas a un hombre a quien creo sincero y bueno, y en quien existen cualidades notables para llegar a ser verdaderamente grande!” (Díaz-Perera, 1998)

Centencia también: “Un pueblo no se funda, General, como se manda un campamento” Y no me tenga a mal, General, que le haya escrito estas razones. Lo tengo por hombre noble, y merece Ud. que se le haga pensar. Muy grande puede llegar a ser Ud. -y puede no llegar a serlo.

Al analizar esta carta, Lo primero que debe recordarse lo señaló Cintio Vitier en “Imagen de José Martí”, ensayo de 1971: el autor de aquella carta era ya, “entre los quince y los dieciséis años”, en La Habana, “un combatiente de la guerra iniciada por Céspedes” el 10 de octubre de 1868 en el ingenio Demajagua. A esa condición fue fiel a lo largo de su vida. Lo ratificó en el destierro al cual se le envió todavía adolescente, y con severas secuelas físicas del presidio.(4)

También en correspondencia dirigida a su amigo mexicano Manuel Mercado su encuentro con Máximo Gómez y Antonio Maceo los dos principales líderes, “valientes y puros”, del movimiento independentista cubano. La reunión es tempestuosa y José Martí se opone a los dos jefes, que desean emprender la batalla por la emancipación de la isla rápidamente. El exilado cubano estima, con razón, que no están reunidas las condiciones para librarse del yugo español. Para él está fuera de cuestión emprender “una campaña incompleta y funesta si no cambia de espíritu”. Hace falta primero federar a las fuerzas patrióticas en una misma estructura para conseguir la unidad necesaria para la victoria de la causa de la libertad. Del mismo modo es imprescindible echar las bases de la futura república antes de lanzar la epopeya revolucionaria, con el fin de evitar que la independencia desemboque en una nueva autocracia.

Martí acusa a Maceo y a Gómez de querer hacer de la guerra de independencia una“empresa propia” y lamenta la “desdeñosa insolencia” de los dos veteranos respecto a él,cuando dedica todos sus esfuerzos desde hace años a la empresa revolucionaria, “al servicio de mi patria”(5)

Esta carta a su amigo mexicano es doblemente interesante. Ilustra primero el profundo desacuerdo político de José Martí con Antonio Maceo y Máximo Gómez sobre la estrategia a adoptar para poner fin al colonialismo español y edificar una patria soberana

Por su parte Gomez el 22 de octubre  1884, escribe sus impresiones sobre esta carta: “De grandísimo interés personal para mí son estos escritos que al leerlos he sentido un dolor profundísimo en mi corazón.

Como se verá, este hombre me insulta de un modo inconsiderado, y si se pudiera saber el grado de simpatías que al conocer a Martí sentí por él, sólo así se podrá tener una idea cabal de lo sensible que me ha sido leer los conceptos que sin ambages ni rodeos ha hecho de mí, y del mismo modo emite.(6)

FUENTE:

1-Carlos Rodríguez Almaguer:Las Antillas en la pelea por la independencia. En República Dominicana y Haití: el derecho a vivir. Fundación Juan Bosch, Santo Domingo, 2014. pp. 391-411.

2-Mariano Jimenez:( 1 de Septiembre del 2007). Carta de José Martí a Máximo Gómez.1877.Recuperado de: http://www.damisela.com/literatura/pais/cuba/autores/marti/epistolario/gomez/1877.htm

3-Moray, Mercedes Santos (20 de mayo del 2005). El primer encuentro de José Martí con el Generalísimo Máximo Gómez.Recuperado de: http://librinsula.bnjm.cu/1-205/2005/mayo/72/colaboraciones/colaboraciones508.htm

4-Sande, Luis Toledo. José Martí: una carta programa. (23 octubre 2014).Recuperado de: http://www.cubadebate.cu/opinion/2014/10/23/jose-marti-una-carta-programa/#.WAPSWOgrKUl

5-José Martí y su correspondencia epistolar: (23 enero 2016).Recuperado de: http://razonesdecuba.cubadebate.cu/articulos/jose-marti-y-su-correspondencia-epistolar/

6-Fountain,William. Historia-Conflicto entre José Marti y Máximo Gómez. (1998) Recuperado de: http://www.jose marti.org/jose_marti/historia/conflictomartigomez/impresiongomezacartademarti/impresiongomez3.htm

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s